jueves, 1 de febrero de 2018

Un futuro maravilloso!

(Romanos 8:18)
Estoy seguro de que los sufrimientos por los que ahora pasamos no son nada, si los comparamos con la gloriosa vida que Dios nos dará junto a él.