miércoles, 28 de febrero de 2018

Para qué sirvió la ley!

(Gálatas 3:24-25)
La ley fue como un maestro que nos guió y llevó hasta Cristo, para que Dios nos aceptara por confiar en él. Pero ahora que ha llegado el tiempo en que podemos confiar en Jesucristo, no hace falta que la ley nos guíe y nos enseñe.