martes, 27 de febrero de 2018

Obedecer la ley o confiar en Jesucristo!

(Gálatas 3:5)
Dios no les ha dado el Espíritu, ni ha hecho milagros entre ustedes, sólo porque ustedes obedecen la ley. ¡No! Lo hace porque ustedes aceptaron el mensaje de la buena noticia.