domingo, 5 de noviembre de 2017

La grandeza de Dios!

Nuestro santo Dios afirma: “Con nadie me pueden comparar. Nadie puede igualarse a ”. Dios les da nuevas fuerzas a los débiles y cansados. Los jóvenes se cansan por más fuertes que sean, pero los que confían en Dios siempre tendrán nuevas fuerzas. Podrán volar como las águilas, podrán caminar sin cansarse y correr sin fatigarse.
(Isaías 40:25‭, ‬29‭-‬31)