sábado, 21 de octubre de 2017

El triunfo de Dios!

Un gran terremoto sacudirá la tierra hasta dejarla hecha pedazos. La tierra temblará como un borracho, y se vendrá abajo como frágil choza. ¡Pesa tanto el pecado de la gente que la tierra caerá y no volverá a levantarse! Ese día, Dios castigará a los que gobiernan con maldad en el cielo y en la tierra.
(Isaías 24:19‭-‬21)