domingo, 1 de octubre de 2017

De nada vale las riquezas!

Vale más ser conocido y respetado que andar presumiendo de rico. El rico que roba al pobre para hacerse más rico acabará en la miseria.
(Proverbios 22:1, 16)