miércoles, 6 de septiembre de 2017

Nuestra esperanza está en Dios!

En Dios he puesto mi esperanza; con toda el alma confío en él, pues confío en sus promesas.
(Salmos 130:5)