sábado, 2 de septiembre de 2017

Líbrame de los mentirosos!

Dios mío, sálvame de la gente mentirosa; sálvame de la gente embustera. ¡Muy mal les va a ir a ustedes, mentirosos! ¡Dios los va a castigar!
(Salmos 120:2‭-‬3)