viernes, 1 de septiembre de 2017

Dios nos ama!

¡Alabemos a nuestro Dios! ¡Démosle gracias porque él es bueno! ¡Él nunca deja de amarnos! Que lo repitan los que adoran a Dios: «¡Dios nunca deja de amarnos
(Salmos 118:1‭, ‬4)