lunes, 11 de septiembre de 2017

Dios es mi refugio!

Dios mío, a ti te ruego y te digo: «¡ eres mi refugio! ¡En este mundo eres todo lo que tengo
(Salmos 142:5)