jueves, 14 de septiembre de 2017

Dios es mi protector!

¡Bendito seas, mi Dios y protector! ¡ me enseñas a luchar y a defenderme!
(Salmos 144:1)