sábado, 16 de septiembre de 2017

Dios es digno de alabanza!

¡Alabemos a nuestro Dios! Muy agradable en verdad es cantarle himnos a nuestro Dios; muy grato y justo es cantarle alabanzas.
(Salmos 147:1)