lunes, 11 de septiembre de 2017

Dios es bondadoso!

Dios mío, cumplirás en todo lo que has pensado hacer. Tu amor por no cambia, pues mismo me hiciste. ¡No me abandones!
(Salmos 138:8)