jueves, 17 de agosto de 2017

Tú eres un Dios de justicia!

Y dirán hombres y mujeres: «¡Vale la pena que seamos el pueblo de Dios! ¡Hay en este mundo un Dios que hace justicia
(Salmos 58:11)