sábado, 19 de agosto de 2017

Qué bueno es Dios!

¿A quién tengo en el cielo? ¡A nadie más que a ti! Contigo a mi lado, nada me falta en este mundo.
(Salmos 73:25)