viernes, 25 de agosto de 2017

No hay otro Dios!

¡Dios es grande y poderoso! ¡No hay otro Dios!
(Salmos 99:3)