miércoles, 2 de agosto de 2017

Los malos rechazan a Dios!

Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien.
(Salmos 14:1)

Los necios piensan: «Dios no existe». Pero son gente corrompida, todo lo que hacen es odioso; ¡ninguno de ellos hace lo bueno!
(Salmos 14:1)