viernes, 3 de marzo de 2017

Obediencia al mensaje de Dios!

¡Obedezcan el mensaje de Dios! Si lo escuchan, pero no lo obedecen, se engañan a ustedes mismos y les pasará lo mismo que a quien se mira en un espejo: tan pronto como se va, se olvida de cómo era.
(Santiago 1:22‭-‬24)