viernes, 3 de marzo de 2017

Los pobres y los ricos!

Si alguno de ustedes es pobre, debe sentirse orgulloso de lo mucho que vale ante Dios. Si alguno es rico, debe sentirse feliz cuando Dios lo humille, pues las riquezas duran muy poco; son como las flores del campo.
(Santiago 1:9‭-‬10)