viernes, 10 de febrero de 2017

Vivamos como a Dios le agrada!

No deben engañar a los demás miembros de la iglesia, ni aprovecharse de ellos. Ya les hemos advertido que el Señor castigará duramente a los que se comporten así.
(1 Tesalonicenses 4:6)