domingo, 1 de enero de 2017

Esforcémonos para recibir nuestro premio!

Ustedes saben que, en una carrera, no todos ganan el premio, sino uno solo. Pues nuestra vida como seguidores de Cristo es como una carrera, así que vivamos bien para llevarnos el premio.
(1 Corintios 9:24)