martes, 17 de enero de 2017

Demos con alegría!

Cada uno debe dar según crea que deba hacerlo. No tenemos que dar con tristeza ni por obligación. ¡Dios ama al que da con alegría!
(2 Corintios 9:7)