domingo, 22 de enero de 2017

Ahora somos hijos de Dios!

Ustedes ya no son como los esclavos de cualquier familia, sino que son hijos de Dios. Y como son sus hijos, gracias a él tienen derecho a recibir su herencia.
(Gálatas 4:7)