viernes, 23 de diciembre de 2016

Un futuro maravilloso!

Estoy seguro de que los sufrimientos por los que ahora pasamos no son nada, si los comparamos con la gloriosa vida que Dios nos dará junto a él.
(Romanos 8:18)