lunes, 26 de diciembre de 2016

No hagan daño a otros!

Ya no debemos criticarnos unos a otros. Al contrario, no hagamos que, por culpa nuestra, un seguidor de Cristo peque o pierda su confianza en Dios.
(Romanos 14:13)