sábado, 31 de diciembre de 2016

No hagamos pecar a los más débiles!

Cuando le hacemos daño a los miembros de la iglesia que no saben distinguir entre lo bueno y lo malo, también le hacemos daño a Cristo. Por eso yo jamás voy a comer algo, si por comerlo hago que un miembro de la iglesia peque.
(1 Corintios 8:12‭-‬13)