viernes, 30 de diciembre de 2016

Lo importante es obedecer a Dios!

Cuando Dios nos hizo libres por medio de la muerte de Cristo, pagó un precio muy alto. Por eso, no debemos hacernos esclavos de nadie. Ante Dios, cada uno debe quedarse como estaba cuando creyó en Cristo.
(1 Corintios 7:23‭-‬24)