martes, 27 de diciembre de 2016

La buena noticia es para todos!

Por eso, es necesario que se acepten unos a otros tal y como son, así como Cristo los aceptó a ustedes. Así, todos alabarán a Dios.
(Romanos 15:7)