martes, 27 de diciembre de 2016

Ayudar a los más débiles!

Nosotros, los que sí sabemos lo que Dios quiere, no debemos pensar sólo en lo que es bueno para nosotros mismos. Más bien, debemos ayudar a los que todavía no tienen esa seguridad.
(Romanos 15:1)