miércoles, 19 de octubre de 2016

La sal y la luz del mundo!

De la misma manera, la conducta de ustedes debe ser como una luz que ilumine y muestre cómo se obedece a Dios. Hagan buenas acciones. Así los demás las verán y alabarán a Dios, el Padre de ustedes que está en el cielo.
(Mateo 5:16)