miércoles, 12 de octubre de 2016

La maldad de los poderosos!

¡Vamos, largo de aquí! ¡Ustedes han hecho de mi templo una sala de diversiones! ¡Por eso voy a destruirlo!
(Miqueas 2:10)