martes, 16 de agosto de 2016

Otros dichos sabios!

En la casa del perezoso pasan muchas desgracias: primero se cae el techo, y después toda la casa.
(Eclesiastés 10:1)