sábado, 13 de agosto de 2016

La mujer ejemplar!

La hermosura es engañosa, la belleza es una ilusión; ¡sólo merece alabanzas la mujer que obedece a Dios!
(Proverbios 31:30)