viernes, 29 de julio de 2016

Dios juzgará al mundo!

Para hablar mal no tiene freno tu boca; para decir mentiras se te desata la lengua.
(Salmos 50:19)